BOUDIN, PAN, CAFÉ Y RESTAURANTE UN CLASICO DE SAN FRANCISCO…

Si visitas San Francisco no te puedes perder la caminata por Fisherman’s Wharf, que es la zona localizada en los muelles de San Francisco, justo frente a la isla de Alcatraz y con una vista hermosa del Golden Gate. Aquí encontrarás tiendas, restaurantes, museos y un ambiente muy agradable para dar un paseo ya sea por la mañana, tarde e incluso en la noche.

Es en Fisherman’s Wharf donde se encuentra ubicada la matriz de la famosa panadería Boudin, que desde 1849 es toda una tradición en esta ciudad, hoy en día cuenta con varias sucursales en San Francisco pero la tienda más bonita es la de Fisherman´s Wharf.   Es un edificio grande, con dos plantas, en la planta baja está la tienda de regalos, donde puedes encontrar libros, artículos de cocina, productos gourmet, vinos y recuerdos, también está en esta planta la cafetería con servicio de comida rápida que tiene un menú bien amplio y donde uno pide su orden y después puede ir a comerla dentro de la cafetería ó en una terraza al aire libre con una vista incomparable de la Bahía.

 Pero lo mejor es que en esta planta se hace toda la producción de pan de las tiendas, cuenta con amplios ventanales donde desde la calle uno puede ver como se hace el pan, no es necesario ni entrar a la tienda. Excelentes panaderos están produciendo el pan con la receta original de la panadería, forman figuras increíbles con la masa de pan, puedes ver como hacen lagartos, cangrejos, o bien las hogazas clásicas. El pan de este lugar tiene la característica de ser de costra dura y miga suave, todo hecho a base de levadura con un toque ligeramente ácido.

En la planta alta se encuentra el restaurante, tipo bistró, más formal, con servicio de meseros y una carta muy amplia, donde por supuesto la especialidad son mariscos y frutos del mar. No te debes perder de probar los mejillones al vapor, la clam chowder que viene servida en una hogaza recién hecha y que es casi un símbolo de la Ciudad de San Francisco, es una sopa caliente y espesita hecha a base de almejas, simplemente deliciosa!

Y por supuesto otra especialidad son los cangrejos al vapor servidos con salsa de mantequilla, que cosa más rica!!! Pero si prefieres probar algo que no sean mariscos no te pierdas la sopa de cebolla, bien hecha, con queso gratinado y rebanadas de pan hecho aquí mismo. Si tu presupuesto para comida no es muy alto y no cuentas con mucho tiempo puedes comer tu almuerzo en la planta baja, pero si quieres pasar un rato muy agradable y dejar que te atiendan decídete por el restaurante.

También en la planta alta está ubicado el museo de Boudin, que muestra como se ha ido desarrollando la maquinaria utilizada en la panadería.

Así que si tienes la oportunidad de visitar la hermosa ciudad de San Francisco una visita obligada es a Fisherman’s Wharf y por supuesto a la tradicional panadería Boudin, te aseguro que los vas a disfrutar enormemente.

LA REFORMA Cantina….. SALUD Y BUEN PROVECHO

Este sábado me fui de Cantina… ayy!! Pero que rico la pasé…. Y como me fue tan bien se los platico todo a ustedes…

Comí en uno de mis lugares favoritos, ya saben en esta Ciudad de México puedes encontrar de todo, pero yo voy seleccionando los lugares por sus especialidades, y como tenía antojo de manitas de puerco me fui a donde las hacen espectaculares…. Cantina “La Reforma”.

La Reforma está ubicada en Diagonal de San Antonio 1947, casi esquina con Eje Lázaro Cárdenas, cuenta con estacionamiento y es una cantina bien tradicional, grande, cómoda y con el servicio clásico de meseros,  amigables y bien entrenados.

Como en una buena y verdadera cantina aquí si hay botana que te sirven al pedir un trago, y no me refiero a sólo cacahuates y papitas, no, no, no!!! Aquí si te sirven un buen plato de algún guisado, por ejemplo el sábado había caldo de res, delicioso, calientito, bien hecho, también taquitos de suadero y chicharrón guisado, te sirven de las tres botanas cuantas veces quieras, pero si por alguna causa no te gusta la botana siempre puedes pedir a la carta que es amplia, variada y muy de cantina.

En la carta puedes encontrar mariscos, jamón serrano, sopas calientitas, tortas deliciosas, por ejemplo ahorita tienen la de bacalao que es deliciosa, de pulpos, mmmm… para chuparese los dedos!!….. También carnes, una clásica tártara ó bien cecina que en verdad está buenísima, pescados  y pollo, pero lo que para mí es la especialidad de La Reforma, son la manitas de puerco a la vinagreta…… Insuperables,  son una delicia, van acompañadas de una vinagreta más que bien condimentada, rebanadas de jitomate y una orden trae unas cuatro manitas, verás que aunque no tengas gusto por esto platillo si te animas a probarlo te van a fascinar.

En cuanto a precios yo te diría que costo-beneficio es un lugar que vale la pena, no me parece caro y su cocina es de muy buena calidad, además de tener un buen servicio, es un lugar agradable y con mucha tradición, altamente recomendable!!!

Buddha-Bar…. Exquisito, original, exótico….

El sábado pasado cene con un grupo de amigos en  el Buddah-Bar.  Este restaurante abrió hace unos meses su sucursal en México, está ubicado en Polanco en Masaryk esquina con Goldsmith y es un lugar realmente hermoso.  La decoración es obviamente muy asiática con toques europeos creando un ambiente exótico y sensual. Es un restaurante/lounge con música increíble   2 plantas muy amplias, así como una terraza para fumadores Uno de sus atractivos más característicos es la figura gigantesca de un Buddah que llena el comedor en la primera planta.

Antes de su apertura fui a una degustación del menú y  platique con el Chef Ejecutivo del Buddah, David Contreras, sobre lo rico que estaba todo, concluimos que lo importante sería lograr la misma calidad y sabor de los platillos cuando el restaurante estuviera en funcionamiento y lleno a su capacidad. Meses después les puedo platicar que hasta ahora lo han logrado, y no sólo eso,  está mejor aún que en ese entonces.

La comida que ofrece el menú es Cocina del Borde del Pacífico, es decir una combinación de la gastronomía asiática y occidental, enriquecida con toques de cocina francesa. Nosotros pedimos todo al centro, lo cual es un concepto muy Buddah Bar, pues los platillos son grandes y sirven para compartir entre todos los comensales, excelente idea, pues así todos probamos de todo y no nos quedamos con el antojo de nada.

El menú es muy extenso, puedes encontrar de todo, carne de res de primerísima calidad, variedad de pescados, atún, salmón, huachinango, sea bass chileno, pollo y pato, sushi verdaderamente delicioso y  sashimi. Algunas de sus especialidades son los  Camarones crujientes con salsa de albahaca, Curry rojo de camarón al estilo Tai, NewStyle Tataki de atún,  Black Cod con salsa miso-yuzu, Res salteado al Wok con albahaca tailandesa, Curry de cordero con chutney de cango y su Gran variedad de Sushis: Buddha-Bar Roll, Red Dragon Roll,

Pero aquí les cuento de mis platillos favoritos…. Muy por encima de todo la Ensalada de Pollo con la salsa secreta de Buddha-Bar, su sabor es increíble…. dulce pero picante, con un toque de melaza y jengibre, luego la Selección de Dumplings al vapor, cada uno es una sorpresa….el arroz frito que no puede faltar y los Buddah-Bar Rolls, no podemos dejar de mencionar la carne Kobe a la parrilla, indescriptible….

Los postres también tienen lo suyo, les puedo mencionar el trío de Creme Brulée, ó el Cheese Cake con Frutos del Bosque, pero mi favorito es el Arroz a la Vainilla con Frutas de la Estación, ¡qué cosa más rica!

Y bien, si el plan que tienes es sólo ir a tomar una copa, la planta alta del Buddah Bar es el lugar perfecto, un ambiente muy agradable y bebidas muy originales, algunas picantes pero atrévete a probarlas.

En cuanto a precios, les comento que están a la altura de la calidad y servicio que ofrecen, se tienen  muchas opciones, desde menú de degustación para varias personas ó bien pedir una selección de sushis, el lugar vale la pena, conocerlo es toda una experiencia, yo te diría…. Altamente recomendable!